1.7. Autoevaluación de la docencia

Toda campaña publicitaria termina su ciclo en la autoevaluación de la misma en función de: los objetivos comerciales obtenidos y los objetivos de comunicación alcanzados. Tanto, que este aspecto (también conocido como postest) aparece inexorablemente en todos los manuales de publicidad como la última etapa en el proceso de creación publicitaria.(9)

De hecho, todos los mensajes publicitarios están destinados a conseguir algún tipo de respuesta en el consumidor. Y, de una u otra forma, el publicitario evalúa sus campañas asegurándose de que el mensaje ha llegado (escogió bien el canal y el momento), ha sido comprendido (aspecto cognoscitivo) y ha movido a la compra o a la acción social (aspecto pragmático y conativo). Del mismo modo, el docente tiene que evaluar la comunicación obtenida con sus alumnos, y no sólo a través de los exámenes. Con diversos instrumentos (cuestionario anónimo a los alumnos, etc.), debe ser capaz de responder a estas preguntas que todo buen publicitario se formula sobre su campaña (Sustitúyase "publicidad" por "docencia"):

- ¿El mensaje de la campaña fue claro y fácilmente aprehensible para el público al que me dirigía?

- ¿Hubo aspectos confusos o poco claros?

- ¿Consiguió atraer la atención del consumidor?

- ¿La campaña fue memorable; es decir, quedó en la memoria del consumidor durante un tiempo?

- ¿Fue aceptada la propuesta, o la formulé de tal modo que provocó indiferencia o rechazo?

- ¿Los canales empleados fueron los más idóneos?

- ¿El consumidor se identificó con el producto, servicio o idea? ¿Influyó en su vida, en su conducta de consumo?

En respuesta a la última pregunta, podré evaluar la eficacia de mi docencia en todo el proceso educativo de la campaña (de la asignatura ): no sólo el aspecto informativo acerca del producto (contenidos) sino también el formativo acerca de la conducta de compra (conducta personal, madurez intelectual) y de la imagen de marca (aprecio por la educación recibida) que he conseguido generar en el alumno.


(9) Cfr., entre otros ejemplos: GARCÍA UCEDA, M.: Las claves de la publicidad, ESIC, Madrid, 2000, 4ª ed., pp. 274-278; WELLS, William, BURNETT, John y MORIARTY, Sandra: Publicidad. Principios y prácticas, Prentice Hall Iberoamericana, Méjico, 3ª ed., 1996, pp. 779ss.
retroceder avanzar