Hoy los estudiantes tienen acceso a los ordenadores en las escuelas y en sus casas. Deben ser educados en este nuevo contexto tecnológico si queremos que nuestros jóvenes mejoren su horizonte de futuro atendiendo a sus necesidades. Los superdotados se benefician del aumento del uso de los ordenadores en la escuela porque sus necesidades especiales se pueden resolver a través del uso adecuado de la tecnología (Lewis, 1998). Maker y Neilson, 1982, sugieren que los ambientes de aprendizaje efectivo para los superdotados tienen las siguientes condiciones:

    • Estar centrados en el estudiante más que en el profesor.
    • Acentuar la independencia en lugar de la dependencia.
    • Reflejar una actitud abierta hacia nuevas ideas, innovación y exploración.
    • Centrarse en la complejidad, no en la simplicidad.
    • Utilizar una variedad de opciones de agrupamiento.
    • Emplear una estructura flexible en lugar de rígida o falta de estructura.
    • Incorporar alta movilidad.
     

Cuando se incorporan los ordenadores y demás tecnologías relacionadas al ambiente de aprendizaje para estos alumnos, se deben establecer metas claras y abordar sus necesidades individuales. Integrando la tecnología en el curriculum, los alumnos más capaces tienen la oportunidad de:

    • Ser participantes activos en su propio aprendizaje
    • Trabajar a su propio ritmo y nivel de habilidad
    • Crear productos originales e innovadores
    • Eliminar los aspectos previamente dominados
    • Ser potenciados para tomar nuevos roles asumidores de riesgo, líderes o facilitadores
    • Practicar uso de instrumentos aplicables al mundo fuera de la clase
    • Investigar independientemente
    • Explorar tópicos en un mayor nivel de profundidad y amplitud
    • Pensar críticamente en las situaciones del mundo real
    • Colaborar con otros como solucionadores de problemas.


La adaptabilidad de la tecnología permite acentuar las preferencias individuales de aprendizaje (Jones 1990). Utilizados como un instrumento en una experiencia de aprendizaje estructurada, la tecnología se puede usar para desarrollar fuerzas y superar o neutralizar debilidades, ya que permite ritmo flexible y se acentúa la responsabilidad personal en el propio aprendizaje.

Combinada práctica y experiencia, la investigación sugiere los siguientes principios esenciales para una buena programación tecnológica para los estudiantes más dotados:

    • El diseño de la instrucción debe reconocer los estilos de aprendizaje diferentes y únicos de los estudiantes.
    • Los alumnos progresarán a un ritmo más apropiado para ellos.
    • Se les deben dar oportunidades estructuradas para las investigaciones individuales y de pequeño grupo de problemas reales.
    • Se les debe animar a desarrollar y practicar habilidades de pensamiento de nivel superior.
    • Se les ofrecen oportunidades para establecer sus propias metas y determinar objetivos.
    • Los intereses de los alumnos son la base para el aprendizaje.
retroceder avanzar